Santidad; propósitos – Beato Álvaro del Portillo 

​Si has dejado por Dios las cosas ilícitas, ¿por qué no dejas también las lícitas?
Beato Álvaro del Portillo.

Published in: on agosto 25, 2016 at 3:36 pm  Comments (1)  
Tags: , ,

En twitter

Puedes seguir también este blog en twitter, en la cuenta @Miblogdetodo.

Published in: on junio 22, 2012 at 8:01 pm  Dejar un comentario  
Tags:

Eternidad

‎”Porque el presente es el punto en el que el tiempo coincide con la eternidad.”

C. S. Lewis
Cartas del diablo a su sobrino
Published in: on enero 30, 2012 at 9:35 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Decálogo de la serenidad – Juan XXIII

– Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.

– Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto, cortés en mis maneras, no criticaré a nadie y no pretenderé mejorar o disciplinar a nadie, sino a mí mismo.

– Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que he sido creado para la felicidad, no solo en el otro mundo, sino en este también.

– Sólo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin pretender que las circunstancias se adapten todas a mis deseos.

– Sólo por hoy dedicaré diez minutos de mi tiempo a una buena lectura, recordando que, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la buena lectura es necesaria para la vida del alma.

– Sólo por hoy haré una buena acción y no lo diré a nadie.

– Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer, y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere.

– Sólo por hoy me haré un programa detallado. Quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión.

– Sólo por hoy creeré firmemente (aunque las circunstancias demuestren lo contrario) que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie existiera en el mundo.

– Sólo por hoy no tendré temores. De manera particular no tendré miedo de gozar de lo que es bello y de creer en la bondad.

Published in: on marzo 25, 2010 at 9:59 am  Comments (1)  
Tags:

Celibato

images

Por mi voto de castidad no solo renuncio al estado del matrimonio, sino que también consagro a Dios el uso de mis actos interiores y exteriores, mis afectos. En conciencia no puedo amar a otra persona con el amor de una mujer por un hombre. Ya no tengo derecho a dar ese afecto a ninguna otra criatura, sino solamente a Dios. Pero no por eso somos como piedras, seres humanos sin corazón. No, en absoluto. Hemos de mantenernos como estamos, pero darlo todo por Dios, a quien hemos consagrado todos nuestros actos interiores y exteriores. La castidad no significa simplemente no estar casada, sino amar a Cristo con un amor indiviso. Es algo más profundo, algo vivo, algo real. Es amarlo con una castidad amorosa e íntegra por medio de la libertad de la pobreza.

 Madre Teresa de Calcuta.

Lealtad

Es cierto que algunos que se entusiasman, después se van… No te preocupes: son aguja de la que se sirve Dios para meter el hilo.

—¡Ah, y encomiéndalos!, porque tal vez se puede lograr que continúen empujando a otros.

San Josemaría. Surco, punto 348.

Published in: on abril 28, 2009 at 7:43 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

Palabras de Pablo VI

Si sabemos ver la orientación que va tomando nuestra cultura moderna, comprobaremos que conduce a un cierto hedonismo, a la vida fácil, a un cierto empeño por eliminar de nuestros afanes la cruz.

 

PABLO VI, Alocución, 8-IV-1966.

Published in: on abril 8, 2009 at 11:04 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Todo es para bien

Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

 

SAN AGUSTÍN, De corre p. et. prat., 9, 24.

Benedicto XVI en Lourdes

Amados hermanos y hermanas, peregrinos y habitantes de estos valles, Hermanos Obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, todos vosotros que estáis viendo el infinito anonadamiento del Hijo de Dios y la gloria infinita de la Resurrección, permaneced en silencio y adorad a vuestro Señor, nuestro Maestro y Señor Jesucristo. Permaneced en silencio, después hablad y decid al mundo: no podemos callar lo que sabemos. Id y proclamad al mundo entero las maravillas de Dios, presente en cada momento de nuestras vidas, en toda la tierra. Que Dios nos bendiga y nos guarde, que nos conduzca por el camino de la vida eterna, Él que es la Vida, por los siglos de los siglos. Amén”.

 

MEDITACIÓN DE BENEDICTO XVI EN LA PROCESIÓN EUCARÍSTICA EN LA PRAIRIE (LOURDES).

 

20 de agosto, San Bernardo

…sobre la necesidad de acudir a la Stma. Virgen:

-Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a la Estrella del Mar: invoca a María!.  

Si te golpean las olas de la soberbia, de la maledicencia, de la envidia, mira a la estella, invoca a María!

Si la cólera, la avaricia, la sensualidad de tus sentidos quieren hundir la barca de tu espíritu, que tus ojos vayan a esa estrella: invoca a María!

Si ante el recuerdo desconsolador de tus muchos pecados y de la severidad de Dios, te sientes ir hacia el abismo del desaliento o de la desesperación, lánzale una mirada a la estrella, e invoca a la Madre de Dios.

En medio de tus peligros, de tus angustia, de tus dudas, piensa en María, invoca a María!

El pensar en Ella y el invocarla, sean dos cosas que no se parten nunca ni de tu corazón ni de tus labios. Y para estar más seguro de su protección no te olvides de imitar sus ejemplos. Siguiéndola no te pierdes en el camino!

¡Implorándola no te desesperarás!  ¡Pensando en Ella no te descarriarás!

Si Ella te tiene de la mano no te puedes hundir.  Bajo su manto nada hay que temer.

¡Bajo su guía no habrá cansancio, y con su favor llegarás felizmente al Puerto de la Patria Celestial!

Amén!!

San Bernardo de Claraval (Clairvaux)
Fiesta: 20 de agosto 
(1090-1153)
Abad Cisterciense,
Doctor de la Iglesia
Etim. de Bernardo:
“Batallador y valiente”. (Bern=batallador; Nard=valiente)

Fuente: Corazones.org