Fidelidad – Beato Juan Pablo II

“Pero toda fidelidad debe pasar por la prueba más exigente: la de la duración. Por eso la cuarta dimensión de la fidelidad es la constancia. Es fácil ser coherente por un día o algunos días. Difícil e importante es ser coherente toda la vida. Es fácil ser coherente en la hora de la exaltación, difícil serlo en la hora de la tribulación. Y sólo puede llamarse fidelidad una coherencia que dura a lo largo de toda la vida. El  fiat de María en la Anunciación encuentra su plenitud en el fiat silencioso que repite al pie de la cruz. Ser fiel es no traicionar en las tinieblas lo que se aceptó en público”.

HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II

Ciudad de México, Catedral
Viernes 26 de enero de 1979

Anuncios
Published in: on octubre 16, 2012 at 8:41 am  Comments (1)  

María y Juan Pablo II

Recitar el Rosario, en efecto, es en realidad contemplar con María el rostro de Cristo.

Juan Pablo II.

Santa Misa

Cuando el domingo pierde su significado fundamental y se subordina a un concepto secular de “fin de semana”, dominado por la diversión y el deporte, la gente se encierra en un horizonte tan estrecho que no es capaz de ver el cielo.

Juan Pablo II.

Published in: on octubre 6, 2009 at 8:03 am  Dejar un comentario  

Juan Pablo II: a los jóvenes

Me dirijo sobre todo a vosotros, queridísimos chicos y chicas, jóvenes y menos jóvenes, que os halláis en el momento decisivo de vuestra elección. Quisiera encontrarme con cada uno de vosotros personalmente, llamaros por vuestro nombre, hablaros de corazón a corazón de cosas extremadamente importantes, no sólo para vosotros individualmente, sino para la humanidad entera.

Quisiera preguntaros a cada uno de vosotros: ¿Qué vas a hacer de tu vida? ¿Cuáles son tus proyectos? ¿Has pensado alguna vez en entregar tu existencia totalmente a Cristo? ¿Crees que pueda haber algo más grande que llevar a Jesús a los hombres y los hombres a Jesús? (1).

 

Juan Pablo II. Pronunciado en Roma (Italia), 13-V-1984.

Vocación

juan-pablo-ii.jpg

La vocación del cristiano es la santidad, en todo momento de la vida. En la primavera de la juventud, en la plenitud del verano de la edad madura, y después también en el otoño y en el invierno de la vejez, y por último, en la hora de la muerte.

Juan Pablo II.

Juan Pablo II

images.jpg

¡La Iglesia de hoy no necesita “cristianos a tiempo parcial”, sino cristianos de una pieza!

Juan Pablo II, 1920-2005. Karol Józef Wojtyla.

Juan Pablo II

juan-pablo-ii.jpg

Me dirijo sobre todo a vosotros, queridísimos chicos y chicas, jóvenes y menos jóvenes, que os halláis en el momento decisivo de vuestra elección. Quisiera encontrarme con cada uno de vosotros personalmente, llamaros por vuestro nombre, hablaros de corazón a corazón de cosas extremadamente importantes, no sólo para vosotros individualmente, sino para la humanidad entera.

Quisiera preguntaros a cada uno de vosotros: ¿Qué vas a hacer de tu vida? ¿Cuáles son tus proyectos? ¿Has pensado alguna vez en entregar tu existencia totalmente a Cristo? ¿Crees que pueda haber algo más grande que llevar a Jesús a los hombres y los hombres a Jesús?.

 Juan Pablo II. Roma (Italia), 13-V-1984.

Published in: on septiembre 4, 2007 at 7:32 am  Dejar un comentario  

Corazón

La peor prisión es un corazón cerrado.

Juan Pablo II.