Valentía

No es que falte valor para emprender las cosas porque sean díficiles, sino que son difíciles porque nos falta valor para emprenderlas.

Séneca.

Anuncios