Imitación de Cristo – Tomás de Kempis – Crítica

El hombre recogido antepone el cuidado de sí mismo a todos los cuidados; y el que tiene verdadero cuidado de sí, poco habla de otros. Nunca estarás recogido y devoto, si no callares las cosas ajenas, y especialmente mirares a ti mismo. Si del todo te ocupares en Dios y en ti, poco te moverá lo que sientes de fuera. ¿Dónde estás cuando no estás contigo? Y después de haber discurrido por todas las cosas ¿qué has ganado si de ti te olvidaste? Si has de tener paz y unión verdadera, conviene que todo lo pospongas, y tengas a ti solo delante de tus ojos.

BEATO TOMÁS DE KEMPIS

(1380 – 1471)

Sacerdote de los Canónigos Regulares de Windesheim

Fiesta: 30 de Agosto

De la imitación de Cristo y menosprecio del mundo.

Anuncios

Todo es para bien

Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

 

SAN AGUSTÍN, De corre p. et. prat., 9, 24.