Todo es para bien

Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

 

SAN AGUSTÍN, De corre p. et. prat., 9, 24.

Anuncios

Oración, pedir, escuchar

Nos manda algunas cosas que no podemos para que por ahí sepamos qué cosas le tenemos que pedir.

San Agustín.

Rezar, oración

Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.

San Agustín (354-439). Obispo, filósofo y Padre de la Iglesia.

San Agustín: nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti

 

Y ahora hay aquí un hombre que te quiere alabar. Un hombre que es parte de tu creación y que, como todos, lleva siempre consigo por todas partes su mortalidad y el testimonio de su pecado, el testimonio de que tú siempre te resistes a la soberbia humana. así pues, no obstante su miseria, ese hombre te quiere alabar. Y tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti.

 

San Agustín. Confesiones, Libro Primero.

Dar, darse, recibir

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

San Agustín.