Lealtad

Es cierto que algunos que se entusiasman, después se van… No te preocupes: son aguja de la que se sirve Dios para meter el hilo.

—¡Ah, y encomiéndalos!, porque tal vez se puede lograr que continúen empujando a otros.

San Josemaría. Surco, punto 348.

Anuncios
Published in: on abril 28, 2009 at 7:43 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

San Josemaría

Hijos míos, allí donde están vuestros hermanos los hombres, allí donde están vuestras aspiraciones, vuestro trabajo, vuestros amores, allí está el sitio de vuestro encuentro cotidiano con Cristo. Es, en medio de las cosas más materiales de la tierra, donde debemos santificarnos, sirviendo a Dios y a todos los hombres.

 

San Josemaría.

Homilía “Amar al mundo apasionadamente“.